El Dragon Mart, ¿una manera de conquistar México?

Debo de ser sincero y comentar que esta vez no sé por dónde empezar en este artículo, en la búsqueda de la información sobre este proyecto, he encontrado cierta información que me hace dudar sobre la viabilidad del mismo, siento que se están otorgando demasiadas concesiones a los chinos, no sé si sea por una falta de visión a futuro de sus promotores, un exceso de avaricia, falta de capacidad en la comprensión del impacto económico y social que pueda llegar a tener la creación de un proyecto con estas características, o simplemente, por un desconocimiento del sistema de expansión internacional de China.

Pero como todo hay que empezar por el principio, como comenté con anterioridad, el 7 de diciembre del 2004, fue inaugurado en Dubái, el que es considerado hasta estos momentos, el mayor mercado de productos chinos fuera del país asiático, un mercado donde venden todo tipo de productos, desde reproducciones de la Biblia en formato de llavero, hasta pasto sintético para combatir el ocre del desierto sobre el que se asienta Dubái, y cuyas ventas para este año se calcula serán de aproximadamente 40 mil millones de dólares.

A partir de este mega proyecto denominado Dragon Mart, surgió la inquietud en diversos países de reproducir este nuevo concepto de negocios, que de acuerdo a Heriberto Araújo fue creado por un dubaití llamado Adballá Lootaj, algunos de las naciones interesadas son: Laos, con San Jiang Shopping Mall; Arabia Saudí, con China Mart y Jeddah Chinese Commodity Center; y la india, con Chinese Commodity Center en Delhi; además está México, con el Dragon Mart Cancún, mismo que estará operando a partir de noviembre de este año.

De acuerdo a Carlos López Rodríguez, director del proyecto en Cancún, se tiene considerada una inversión de 200 millones de dólares, donde se calcula una construcción de 122 mil metros de exhibición comercial, 3,040 locales comerciales, 40 mil metros comerciales de bodegas, y 60 hectáreas para oferta inmobiliaria.

Hasta este punto el proyecto presentado nos muestra una buena oportunidad de inversión, mismo que de acuerdo a sus promotores está conformada por un 60% de capital mexicano y un 40% de capital chino. Además proyectan que en un año se recibirían aproximadamente un millón de hombres de negocios, que dejarían una derrama personal diaria 120 dólares diarios con una estancia aproximada de 3 días, dándonos un total de 360 dólares por persona, convirtiéndose en una derrama económica cercana a los 360 millones de dólares anuales.

Ahora viene mi preocupación, lo que omití intencionalmente sobre el proyecto, es lo referente a la creación de un fraccionamiento exclusivamente para chinos, que de acuerdo a las cifras expresadas contará con un total de 1,265 unidades habitacionales, mismas que darán albergue a un aproximado de 5,000 personas de origen chino.

La pequeña China, como fue catalogado en en el Siglo de Torreón en una publicación realizada el 26 de julio del presente año y titulada: “Grietas en el Dragon Mart”, estará conformada y cito: “por habitaciones al calce para ejecutivos y empleados, tendrá su propio gobierno, sus propias reglas, su propio código de conducta, igualito que en Dubái, dicen. China sin ir a China”.

A partir de lo expuesto anteriormente, tengo que hacerme y hacerles las siguientes preguntas, ¿es esto una especie de broma o tomada de pelo?, ¿A quién en su sano juicio se le ocurre siquiera pensar en hacer un barrio con esas características dentro de nuestro país?, como comentó un mexicano que lleva haciendo negocios y viviendo en China por más de cinco años, al enterarse de las características de este proyecto, “¿¡qué!? ¡No puede ser!, solo les faltó regalarles leche de soya y baozis todas las mañanas hasta que esté listo el mall”.

En lo que a mi opinión respecta, quiero pensar que las características de este proyecto son por un desconocimiento de sus impulsores, sobre la forma de expansión de este país asiático, y que no es por intereses económicos de un grupo, ya que de ser así, abrirán una puerta que no se podrá cerrar jamás, basta con ver el casos como Egipto, Nigeria, Perú, entre otros, países donde la industria local está sufriendo la presencia directa del gigante asiático.

Un comentario en “El Dragon Mart, ¿una manera de conquistar México?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s