China: de la imitación a la innovación

Durante todos éstos años en México hemos estado acostumbrados a referirnos a China como un país de productos copia y de mala calidad, sin embargo en la actualidad no podemos estar más equivocados y si no comenzamos a comprender el desarrollo y el impacto que este gigante asiático está generando en su país y dentro de poco a nivel global, no seremos capaces de aprovechar nuestra relación con quien es nuestro segundo socio comercial.

De acuerdo al Índice Global de Innovación 2017 , China ocupa el lugar 22 a nivel global, convirtiéndolo en el primer país de ingresos medios-altos (IMA) en estar dentro de los 25 primeros lugares, por su parte México un país de IMA también, se encuentra en el lugar 58 y es el número 11 de los que pertenecen al IMA justo por detrás de países  como Bulgaria, Malasia, Rumania, Vietnam, Costa Rica, entre otros.

Desde 2016 China ya había logrado ingresar a la lista de los 25 primeros países, esto es resultado de la gran cantidad de innovaciones tecnológicas que están dándose en el país asiático como las siguientes: el lanzamiento del primer telescopio espacial de rayos X para la observación de agujeros negros, el desarrollo de la computadora cuántica más avanzada del mundo, su primer avión de pasajeros C919 de fabricación nacional, entre otras cosas.

Esto ha sido resultado de una planeación y estructuración de políticas públicas bien definidas e implementadas que han sentado las bases para que el país pueda comenzar su camino en la era de la innovación tecnológica, recuerdo que en 2009 cuando me encontraba estudiando mi maestría en la Universidad de Tsinghua, algunos de mis maestros nos comentaban de cómo China estaba buscando pasar de ser un país de copia a uno de innovación, gastando ese año solamente en el rubro de innovación $141,000 millones de dólares, equivalente al 1.7 de su PIB.

Para ese entonces se estaba redactando la guía del XII Plan Quinquenal Chino (2011-2015) y dentro del sector de “reforma industrial” se buscaba sustituir las tareas predominantes del sector que en ese momento eran el ensamblado y procesado, por otras basadas en la investigación, desarrollo y servicios con valor añadido. Para ello como ya lo mencioné se aumento el gasto en I&D y educación, buscando fomentar la creatividad y aprovechar el talento al máximo. Ahora en su XIII Plan Quinquenal (2016-2020) lo que busca China es: convertirse en una nación innovadora para el 2020, ser un líder internacional de innovación para el 2030 y finalmente llegar a ser una potencia mundial de innovación en ciencia y tecnología para el 2050.

Todo esto ha dado como resultado que China  haya superado en el 2016 el millón de patentes calificadas y se ubique en tercer lugar solo detrás de Japón y Estados Unidos. Además el número de compañías denominadas “Unicornio” aumentó de 70 en 2015 a 131 en 2016. Como ejemplo tenemos a dos gigantes en la industria de las bicicletas, “ofo” y “Mobike” que están inundando las ciudades chinas, a continuación dejo un video que realicé en Beijing sobre como funciona este sistema de bicicletas, espero lo disfruten.

Un comentario en “China: de la imitación a la innovación

  1. Fernando
    Gran articulo proveniente de alguien que ha desarrollado un gran conocimiento de China “desde adentro”. Te felicito y espero que los encargados de la politica comercial y de temas de innovacion en Mexico incorporen estas lecciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s